Mar del Plata: Sindicatos y piqueteros se unen contra las medidas del gobierno. El rol de la Iglesia

De a poco, pero a pasos seguros y también inquietantes, se va gestando en Mar del Plata un fuerte rechazo al gobierno de Javier Milei. Una clara señal al respecto es la intensa agenda que están mostrando las centrales sindicales de la ciudad en las últimas semanas, como no lo hicieron en los últimos cuatro años, que se suman a las usuales actividades de las organizaciones sociales locales. Y como telón de fondo, han alzado las voces importantes hombres de la Iglesia.

No por casualidad tanto la CGT local como ambas ramas de la CTA convocaron para el pasado viernes a una asamblea popular a realizarse en las puertas de la Catedral, a escasos metros de la Municipalidad, para protestar contra las medidas oficiales, como la desregulación que se propone para la economía, la quita de subsidios y la reforma laboral, entre otros.

También el principal diario de la ciudad, La Capital, propiedad del vacunado vip Florencio Aldrey Iglesias y un jugador fundamental en el poder político local, que en la campaña para el balotaje apoyó decididamente a Sergio Massa, se unió a la crítica. “Amplio rechazo al DNU de Milei”, tituló hace pocos días.

Y para las 17:30 de hoy, miércoles 27, aprovechando la manifestación de la CGT frente a Tribunales en CABA, el Partido Obrero (PO), el Frente de Izquierda y la Coordinadora Sindical Clasista (CSC), entre otros, convocaron a una concentración en la esquina de Luro e Yrigoyen de la ciudad de Mar del Plata, bajo la consigna “Para derrotar el DNU, el protocolo, la ley ómnibus, y el plan de ajuste de Milei y el FMI”.

En los mismos términos, se han convocado marchas en distintos puntos del país.

Un conjunto de organizaciones políticas, sociales, de desocupados y de derechos humanos, tomamos la posta para organizarnos y llevar adelante una manifestación«, declaró Alejandro Martínez, líder del PO local. Y añadió: “Reclamos el paro activo nacional y el plan de lucha, que es la herramienta que puede derrotar a esta política antiobrera y antipopular del Presidente Javier Milei».

Cabe señalar que el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, no adhirió al protocolo antipiquetes de la ministro de Seguridad Patricia Bullrich, por lo que en los municipios, los gobiernos locales no pueden sumar a la policía bonaerense para activar dicho protocolo, pero sí lo podrían hacer a través de efectivos de las fuerzas federales.

Ya el último jueves, las delegaciones marplatenses de la Confederación General del Trabajo (CGT), la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) Autónoma y la CTA de los Trabajadores, salieron en conjunto a hacer fuertes críticas al Decreto oficial.

Llevan 11 días de gobierno y lo único que hicieron fue desordenarle la vida a todos los argentinos. Hoy estamos las tres centrales, todos los movimientos populares, en un marco muy importante de unidad”, afirmó Ezequiel Navarro, de CTA Autónoma.

En la conferencia de prensa, donde los sindicalistas convocaron a la asamblea, Graciela Ramundo, su colega de la CTA de los Trabajadores, había pronosticado que “Ahora seguramente van a participar muchas más organizaciones”.

Y tuvo algo de razón.

La concentración fue masiva y estuvo acompañada por discursos que instaron a la derogación del decreto. Y no sólo eso: también anunciaron la voluntad de resistir en las calles”. (SIC)

Se hicieron presentes en la misma, además de las centrales sindicales, concejales de Unión por la Patria, referentes del Partido Obrero y el Polo Obrero, y organizaciones estudiantiles y docentes. Aunque Mar del Plata siempre fue refractaria al peronismo en general, hay en la ciudad una fuerte actividad de distintas organizaciones sociales ligadas al kirchnerismo, tal como este medio viene publicando hace años.

Hubo todo tipo de declaraciones. Esta plaza está llena de trabajadores organizados que le dice a Milei que va a pelear, va a estar en la calle y que el protocolo de la ministra Patricia Bullrich se lo pueden ir guardando, porque no nos van a detener”.

También hubo quien cuestionó que la policía le sacó fotos a la gente que vino a la manifestación cuando se bajaba del colectivo. ¿Dónde se creen que están viviendo? ¿Creen que porque ganaron las elecciones pueden hacer lo que se les cante?”.

Pedro Sanllorenti, secretario General de la Agremiación Docente Universitaria Marplatense (ADUM), expresó: “Asumieron hace doce días y quieren destruir todo. No lo podemos permitir. Tenemos que enfrentarlo como lo hicimos en los 90, en 2001 y el 2018”.

A su turno, Carla Mancuso, del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), destacó que “frente a este escenario, respondemos en las calles con unidad de trabajadores y trabajadoras. Denunciamos la inconstitucionalidad del DNU, que va contra el derecho de los trabajadores”.

Por su parte, Claudia Rey, secretaria general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), dijo: “Es un decreto que sin duda hace que el ajuste lo paguemos los trabajadores y las trabajadoras, la parte más vulnerable de nuestro pueblo. Es un achique de derechos que no podemos permitir. No sobran trabajadores ni trabajadoras en el Estado”.

En la jornada de ayer, el gobierno nacional comunicó la baja de 7.000 empleados públicos que habían sido tomados este año. Respecto a Mar del Plata, dicha decisión apenas afectaría a 100 personas, de acuerdo a estimaciones de ATE local.

En las últimas horas, el gremio denunció penalmente al Presidente Milei y varios funcionarios, por abuso y usurpación de autoridad.

En la concentración marplatense, también estuvieron presentes sus convocantes, los nombrados Ezequiel Navarro y Graciela Ramundo, de CTA, y José Luis Rocha, titular de la CGT local, quienes expresaron su profundo descontento ante las medidas adoptadas, señalando que miles de argentinos “han caído en la pobreza”.

Resulta llamativa aquella afirmación. Pocos días antes del balotaje del pasado 19 de noviembre, la CGT Mar del Plata había brindado un fuerte apoyo a la candidatura de Sergio Massa, con la clásica postura de que “el destino de la patria está en juego”.

El 27 de septiembre de 2023, el INDEC informaba que el índice de pobreza en la ciudad alcanzaba al término del primer semestre del año al 31,5% de la población, frente al 30,4% del segundo semestre de 2022.

Sin embargo, ningún sindicalista alzó la voz ante aquel índice.

Casi al mismo tiempo de la concentración frente a la Catedral, Monseñor Gabriel Mestre, ex titular de la Diócesis de Mar del Plata y actual arzobispo de La Plata, sostuvo que el ajuste no lo pague, una vez más, el pueblo más pobre”.

En declaraciones a Radio La Cielo, el prelado agregó que “lo que afirmamos a la luz del decreto es que el planteo de fondo es que la libertad es un valor y la doctrina social de la Iglesia la suscribe, pero también va de la mano de otros valores como la igualdad de posibilidades, la justicia y la verdad”.

Aquellas declaraciones van en línea con lo manifestado por la propia Iglesia, que a través de un comunicado de la Comisión Episcopal de Pastoral Social hace pocos días, pidió “renunciar a toda forma de autoritarismo” y subrayó que “el eje central debe estar puesto en la sensibilidad social”.

Gabriel Mestre fue elegido obispo marplatense el 18 de julio de 2017 por el papa Francisco y ordenado el 26 de agosto de aquel año en la catedral local. Se despidió de la diócesis de Mar del Plata el pasado septiembre, y dejó en la ciudad un gran recuerdo y una gran ascendencia sobre diferentes actores sociales.

Tal es así, que a su despedida asistieron el actual Intendente Guillermo Montenegro y su adversaria electoral en las últimas dos elecciones, la camporista Fernanda Raverta.

J.P.Mayer

Compartir en

Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on facebook

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas las novedades del portal

Newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe todas las novedades del portal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras publicaciones

Jorge Paredi

Los otros feudos, Capítulo 1: Mar Chiquita

A pesar de que sean distritos pequeños y que no otorguen demasiado caudal electoral, algunas localidades de la provincia de Buenos Aires son fieles exponentes

Scroll al inicio